Libros de autor

NOTICIAS

 


ediciones contrabando
Poesía 1
13 x 21 cm; 160 págs.
Rústica cosido con solapas
ISBN: 978-84-940861-1-3
DL: V-304-2013
PVP: 12 euros (+ gastos de envío)

Portada Guayacán / Virgen Bacon
Guayacán / Virgen Bacon
Aldo Alcota

En Aldo Alcota conviven dos almas gemelas. La del artista visual y la del poeta. Son almas distintas, pero no enemigas. Cada una fecunda a la otra. Cada una reta a la otra en un duelo permanente e imaginario.
Los dos poemarios que componen este libro son fruto de esas escaramuzas, lidiadas en dos continentes diferentes. Guayacán es el lado de allá: Chile, América, Coquimbo... Este es el territorio salvaje, lúdico y asombroso donde Niño Perro (trasunto chileno de Rómulo y Remo, un huérfano amamantado por perras vagabundas) hace discurrir su infancia imposible. Las palabras (que brincan, sin explicaciones, del verso a la prosa poética) son como brochazos que van dibujando en el lienzo un paisaje desgarrador.
Virgen Bacon es el lado de acá: Europa. Los cuerpos desfigurados, desmembrados y sufrientes de las pinturas de Bacon –imágenes de una humanidad amputada– inspiran ahora una voz y una figura femenina que oscila de lo abyecto a lo sublime. Una entrañable figura grotesca, una rosa carnívora crecida entre la inmundicia.
En estos poemarios, ricos de imaginería barroca y ejercicios de escritura automática, Aldo Alcota apela a reinventar la navegación surrealista.

Leer fragmento

 

Aldo Alcota (Santiago de Chile, 1976). Poeta y artista visual. En Chile participó en la creación y edición de la revista surrealista Derrame leer más

 

 

 

 


 



 

Cerrar

Niño Perro busca en los basurales restos de comida.
Niño Perro tiene el brazo cubierto de hormigas.
Se muerde el brazo,
las hormigas recorren sus dientes deformados por la leche de Perra. Perra Romana de siete tetas y tres ojos,
lo cría y lo baña en el charco.

Niño Perro mastica cartones
y sus manos huelen a sangre de pescado.
Puerto Guayacán de nubes sebosas.
Puerto Guayacán de mar espumoso.
Barcos oxidados y hundidos con mascarones de proa cagados por las gaviotas,
bañados por los escupitajos de los pescadores.
MÁSCARA BRUTA sacando la lengua de cuero negro insultando a Niño Perro que camina por ese espacio de arenilla dibujado en un crucigrama de jubilado.

 

Niño es perro niño re perro sin pantalón descalzo des­nudo con dientes chuecos atravesados por agujas de gancho simulando un juguete bucal de grueso calibre.
Perra Romana avisa que Niño Perro debe comer. La le­che de Perra Romana se paga con mordiscos, con robo, con piedrazos a los automovilistas, con astucia de tram­poso, con piel despellejada.
Perra Romana acompañada por quiltros esbirros en celo. Perra tuerta de tres ojos. Es patuleca. Es marima­cho. Marina con cuernos y colmillos de neón. 

 

Perra Romana es MADRE

 

Perra Romana salva a Niño Perro de ser devorado por las ratas del basural.
Niño Perro
abandonado en una caja de cartón,
su cuna, un hueso de pata.
Perra Romana pasa la lengua a Niño Perro.
Narices mojadas.
Mareas de sal.
Niño Perro será rey,
alimentado por nodrizas perrunas
de garras y pezuñas fucsias.
Creces Niño Perro
chupando teta de Perra.

 

Una patrulla se lleva a Niño Perro.
Golpean a Perra Romana.
Se lo llevan porque es huacho.
Porque es feo.
Asusta a medio mundo.
El viento se adormece en el regazo de la chatarra. El pol­vo interpreta su canción más forajida, golpeando mus­los de maniquíes mutilados y abandonados.

 

Arena negra
Palos de madera
Periódico con manchas de grasa
Foto invertida
Titulares que caen al suelo
Párrafos raquíticos que denuncian la escapada de Niño Perro
desde el Hogar de Menores 

 

Allí en el Hogar le lavaban la cara con detergente, bebía leche en polvo y los tíos de uniforme le daban golpes de palos en el hocico. Orinarse en los pantalones era un festín de domingo, aplaudido por las cucarachas de las alcantarillas. Los tíos de uniforme las pisaban con sus bototos. Un palo en la boca y la fiesta acababa. Baba y sangre. Niño Perro huye con Niño Lagartija, Niño Nau­sea, Niño Coliza, Niño Renacuajo, Niño Flema, Niño Mariguanza, Niño Almeja.

 

Sueño de Niño Perro: Bárbaros con cabezas de perros se embarcan en naves de madera, zarpando hacia la isla de las sustancias psíquicas, cascadas esponjosas.